IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7521
Noticias para la comunidad hispanohablante

Herencia espaola en EE.UU.


por Mikel Amigot

16/06/2018


(Nueva York, 16 Junio 2018)

En 1718, fray Antonio de Olivares, un franciscano de Moguer, Huelva, fundó la misión de San Antonio de Valero, germen de la ciudad que, tres siglos después, visitan los Reyes de España, durante estos días. Más tarde, las sangrientas luchas con apaches y comanches, la escasez de tropas y la falta de viabilidad económica lastrarían el desarrollo de los asentamientos españoles en el vasto territorio de Estados Unidos.

Los conquistadores llevaron la fe al nuevo mundo y dejaron su impronta en el nacimiento del país más exitoso de la historia. A veces este legado se observa en aspectos tan pintorescos, hoy genuinamente americanos, como los ranchos o las vacas longhorn, que proceden de las reses mostrencas traídas de las marismas del Guadalquivir.

Hasta la independencia de México en 1821, Texas fue española. Años después, en 1836, tendría lugar la revuelta que proclamaría la República de Texas. En la antigua misión de San Antonio de Valero, un grupo de rebeldes texanos se atrincheraron en El Álamo frente a las tropas mexicanas, resistiendo heroícamente. Texas, que se incorporaría a EE.UU. en 1845, había formado parte décadas antes de un inmenso territorio español, que abarcaba estados actuales como Luisiana, Florida, Arizona, Nuevo México y California.

Reivindicar la historia y aportación española en la formación de EE.UU. es una necesidad, dado que, por influencia inglesa (con frecuencia, masónica), todavía perduran rasgos falsos, amparados en la supuesta leyenda negra. Así, mientras los españoles eran conquistadores que asolaban las tribus, los ingleses eran pacíficos pobladores. La realidad es, a grandes rasgos, la contraria: el español se mezclaba, creía en el mestizaje (como lo demostró en Latinoamérica), mientras que el anglo tendía a eliminar a los nativos (hoy, en reservas). Eran dos visiones de la existencia, y, en este caso, la nuestra era más caritativa.

En todo caso, a día de hoy, lo español se ve hoy en EE.UU. con ojos muy favorables, y, como comenta el estudioso Gilberto Hinojosa, pervive la impresión de que España fue la primera que llegó a estas tierras.             

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Common


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:

La educacin, el siguiente gran desarrollo tecnolgico
19/09/2018

Un poltico 3.0 que podra derrotar a Trump
18/09/2018

No ms secretos en la Iglesia, propone un obispo americano
17/09/2018

Otra semana negra para el Vaticano
14/09/2018

El doctorado de Pedro Snchez
13/09/2018

Nuestro conocimiento tiene fecha de caducidad
12/09/2018

Temporada de huracanes
11/09/2018

Los Reyes, en la cuna de Espaa
09/09/2018

Trump enerva a la progresa
07/09/2018

EE.UU.: Debate y titulares encendidos
06/09/2018

Catalua avanza ante la crisis de identidad espaola
05/09/2018

Silencio y oracin, pide el Pontfice
04/09/2018

Valle de los Cados: Puro clculo electoral
01/09/2018

Venezuela se muere
31/08/2018

El Papa no debe renunciar
30/08/2018

La prensa resolver; despus, hablar Francisco
29/08/2018

Europa y EE.UU., dos visiones contrapuestas
28/08/2018

La ideologa de gnero se infiltra en Roma
27/08/2018

Crticas desde Dubln a los "pastores homfobos"
24/08/2018

El caso Wuerl indigna a la comunidad catlica
23/08/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus