IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7521
Noticias para la comunidad hispanohablante

Dreamers: Crisis humanitaria en EE.UU.


por Mikel Amigot

16/01/2018



(Nueva York, 16 Enero 2018)

En EE.UU. más de 800.000 jóvenes hispanos están padeciendo, desde septiembre de 2017, los efectos de una crisis humanitaria que sucede poco después de la catástrofe de los refugiados sirios. Los dreamers experimentan la insoportable angustia de poder ser deportados en dos meses a países inseguros y de economías empobrecidas, donde solo residieron como bebés. Un presidente nada caritativo con el débil –y menos aún si procede de algún shithole country– anda comerciando en el Congreso el futuro de estos jóvenes, que, en su inmensa mayoría, ejemplifican la superación personal y el sueño americano.

En marzo de 2018 expira la validez del programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals) que insitituyera Barack Obama para permitir que los hijos nacidos en el extranjero de inmigrantes indocumentados permanecieran legalmente en EE.UU. Estos jóvenes llevan aquí dos y tres décadas, y se han educado en el sistema de escuelas públicas y universidades estadounidenses, en muchos casos con un éxito notable. Hay doctores, economistas, programadores, vendedores, que son apreciados en sus comunidades, por su trabajo silente y entregado. También hay, como en todo colectivo, algunas manzanas podridas; sin bien, la policía ha actuado sin miramientos, eliminando el problema. 

Los dreamers, que así se llaman, son, en realidad, admirados por democrátas y republicanos moderados, y hay consenso en que deberían quedarse legalmente, dada su aportación económica (la caridad aquí no puntúa). De hecho, la comisión bipartidista de seis senadores, nombrada hace cuatro meses, para proveer una solución está, igualmente, por la labor. El problema reside ahora en algunos legisladores del GOP (partido republicano) más extremistas, que creen que una amnistía a los soñadores sentaría un mal precedente legal. 

El partido demócrata ha hecho bandera de los dreamers, y Trump, consciente de que ello le proporciona una baza negociadora, anda desde septiembre presionándolo para obtener apoyo económico a su muro o barrera con México como parte del endurecimiento de su política migratoria

Estos juegos políticos, como si fueran de un partido de la Super Bowl, provocan un sinvivir entre los jóvenes hispanos, a quienes un día embarga la esperanza, y el siguiente caen abatidos, al percibir que serán deportados. En el tormento no saben si rezar, hacer lobby, escribir a los políticos, manifestarse en las calles, marchar de una vez a Europa o Asia, o todo a la vez. Imagínense la inquietud de que un día la migra –la policía anti-inmigración– entre en su casa y se lo lleve con lo puesto. ¿Quién puede planear un futuro así?

Así viven nuestros hermanos hispanos, mientras el presidente Trump presume de las raíces cristianas de un país "donde todos los habitantes son iguales ante el Creador". No se aplican, por el momento, la palabras de Jesús, la imagen del Padre, de "fui extranjero y me acogísteis". Con el agravio de que EE.UU. es un país de emigrantes. 

"Es como ver una telenovela; cada día es una historia diferente", dice en el Times un estresado venezolano de 28 años que vino en el 2003. Así es. Por ejemplo, este domingo, Trump declaró que el "DACA estaba problablemente muerto", amargando la madrugada a muchos.

En este país extremo que tan bien nos acoge, donde los debates y decisiones en el Capitolio, afectan poco en la cotidianeidad del día a día, los dreamers son los nuevos rehenes de los caprichos de Washington.

La semana pasada el presidente recibió a una delegación política en la Casa Blanca y señaló, jocoso, como si estuviéramos en una nueva edición de The Apprentice, "Welcome back to the show". Los 800.000 hispanos del DACA son justamente eso: unos figurantes de atrezzo de los que se puede prescindir según dicten los ratings de intención electoral. Una suerte de refugiados-rehenes.   

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Common


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:

La educacin, el siguiente gran desarrollo tecnolgico
19/09/2018

Un poltico 3.0 que podra derrotar a Trump
18/09/2018

No ms secretos en la Iglesia, propone un obispo americano
17/09/2018

Otra semana negra para el Vaticano
14/09/2018

El doctorado de Pedro Snchez
13/09/2018

Nuestro conocimiento tiene fecha de caducidad
12/09/2018

Temporada de huracanes
11/09/2018

Los Reyes, en la cuna de Espaa
09/09/2018

Trump enerva a la progresa
07/09/2018

EE.UU.: Debate y titulares encendidos
06/09/2018

Catalua avanza ante la crisis de identidad espaola
05/09/2018

Silencio y oracin, pide el Pontfice
04/09/2018

Valle de los Cados: Puro clculo electoral
01/09/2018

Venezuela se muere
31/08/2018

El Papa no debe renunciar
30/08/2018

La prensa resolver; despus, hablar Francisco
29/08/2018

Europa y EE.UU., dos visiones contrapuestas
28/08/2018

La ideologa de gnero se infiltra en Roma
27/08/2018

Crticas desde Dubln a los "pastores homfobos"
24/08/2018

El caso Wuerl indigna a la comunidad catlica
23/08/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus