IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7432
Noticias para la comunidad hispanohablante

Ingls inventado


por Mikel Amigot

24/01/2018


(Nueva York, 21 Enero 2018)

España es un país de inventores. Son creaciones españolas el submarino, el autogiro, la calculadora, el traje de astronauta, el Talgo y el teleférico. También lo son ingenios como la fregona, el chupa chups o el futbolín. En otras áreas menos reconocidas tampoco nos va mal. Por ejemplo, la política, donde ahora nos ha dado por inventar países. Ahí tenemos a Cataluña, con sus 400 años de resistencia heroica, a partir de la Corona Catalano-Aragonesa. O, más recientemente, la Tabarnia de Boadella o la novísima Palmarnia, ambas concebidas como refugio del seny urbano frente a la ofensiva tractoril. 

En un país de tanta calle, con un bar por cada 175 habitantes de media, estamos lejos de que se nos oxide la sesera, como ocurre en naciones más proclives a sillón-ball, esto es, a tumbarse en el sofá y tragar horas de televisión mientras se engullen snacks. Y, así, con tanta agudeza hemos alumbrado una variante idiomática única. Se trata del inglés inventado. Un habla común en todo el territorio balcánico español, que, por sorprendente que resulte, no ha sido descubierta ni analizada por los lingüístas. Es más: salvo que uno resida en Estados Unidos o Inglaterra y haga inmersiones temporales en España, resulta indetectable.

El vocable estrella de esta habla es, a tono con los tiempos, Apple. En España se pronuncia apel, y hasta los ejecutivos locales de la marca de la manzana lo expresan así. Entiéndase bien: no es apol ni aple. No se verbaliza en inglés ni en español, sino en inglés inventado.

Este fenómeno fonético se observa también con YouTube. En España es yutube, no yutiub o youtube. ¿A qué es genial?

El inglés inventado no queda en la fonética. Ha pasado al campo semántico, con la adición de conceptos nuevos. Así, nos encontramos con alto standing, un término asociado al lujo, que en inglés de Shakespeare se conocería como luxurious o high-class.

Footing es uno de los más divertidos. La gente sale en España a hacer footing cuando en el mundo anglosajón esta práctica deportiva se denomina go jogging.

Parking en la piel de toro pretende ser el equivalente al parking lot; pero parking a secas no tiene mucho sentido.

Igual ocurre con zapping y hacer zapping, un hábito que en el mundo anglosajón sería channel-hopping channel-surfing

Tuning y los coches tuneados de los macarrillas se refieren a la idea de customizing o accessoring a car. Y si es sólo tuning, el anglo imaginará que hablamos de afinar un instrumento musical.

Mejor no elogiar a alguien diciéndole que es un crack, como si fuera Cristiano Ronaldo. Porque crack es, sí, una droga, y no muy beneficiosa por cierto.

No hay fiesta en España que no termine con un Gin-tonic. En EE.UU. habría que añadirle el "and", puesto que la bebida es una combinación de ginebra y tónica.

Otra: el office, una especie de pantry, breakfast room o utility room en España, pero no un espacio de oficina clásico, como sería en Norteamérica.

También es otro hallazgo nuestro es ir de smoking o comprarse un esmoquin. En el Nuevo Mundo sería black-tie. Smoking no es una práctica recomendable para la salud.

Hay cientos de acepciones más. El pueblo las importa de la lengua imperial, las españoliza a capricho, y de la calle pasan a las tertulias y los programas del prime time. La RAE sopesa, entonces, la frecuencia de uso y decide si incluye o no tales términos en el diccionario. 

Tan singular fenómeno debe de tener su origen en la incapacidad genética de los celtíberos hacia el inglés. Nos es más fácil comprender y hablar todas las lenguas babilónicas, incluído el shwahili, que manejarnos con el idioma de Shakespeare.

El humorista manchego José Mota creó hace unos años una serie de sketches divertidísimos que reflejaban nuestra impericia. Se titulaban Inglés a palos y mostraban a personajes a los que se molía a palos para asumieran algunos vocablos. 

Así las cosas, y cuando hasta Hollywood –y ahí están Star Trek, con el Klingon, o Avatar, con el Na'vi– inventan hablas, es normal que el pueblo llano encuentre nuevas aplicaciones. Al fin y al cabo, la función de la lenguas es unir distintas culturas y buscar el entendimiento. En un país tan a la gresca como el nuestro, el inglés inventado nos sirve, al menos, para entendernos con las regiones díscolas. 

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:


Papa Francisco, contra la eugenesia
22/06/2018

Separacin de familias: problema resuelto
21/06/2018

Campos de concentracin de nios
20/06/2018

Colombia: No a una segunda Venezuela
19/06/2018

Los emigrantes del Aquarius, en Valencia
18/06/2018

Herencia espaola en EE.UU.
16/06/2018

El Corte Ingls, en la cuerda floja
15/06/2018

Al da siguiente de la cumbre
14/06/2018

Diplomacia Trump
13/06/2018

Inmigrantes
12/06/2018

Suicidio de dos famosos
09/06/2018

Microsoft se reinventa
08/06/2018

Gobierno pro-europeo, anti-separatista
07/06/2018

Dimite Rajoy
06/06/2018

Guatemala: tragedia y herosmo
05/06/2018

Presidente ateo
04/06/2018

Enhorabuena, Espaa
01/06/2018

Grados y msteres en lnea, el futuro de la enseanza
31/05/2018

Catalua terminar como Qubec
30/05/2018

OER, el fenmeno de los libros gratuitos
29/05/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus