IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7458
Noticias para la comunidad hispanohablante

Embajador Pro-Familia o Embajador Pro-Gay


por Mikel Amigot

10/01/2018



(Nueva York, 10 Enero 2018)

El ex-presidente Obama puso en marcha en 2015 un plan diplomático para expandir en el mundo la agenda  LGTB (lesbian, gay, bisexual, transgender) a través de embajadores homosexuales. La iniciativa alcanzó un posicionamiento público, como figura en los archivos de la Casa Blanca. John Kerry, entonces jefe de la diplomacia, dijo que “la defensa y promoción de los derechos de los LGTB son el núcleo de nuestro compromiso con la promoción de los derechos humanos en todo el mundo”. Los America's LGBT Ambassadors fueron enviados a países como España, Dinamarca, Australia, República Dominicana y Vietnam.

En España, en junio de 2015, tomó posesión del cargo James Costos, casado con el diseñador de interiores Michael Smith, quien había redecorado las estancias privadas de la familia Obama en la Casa Blanca. La amistad con el ex-presidente americano quedó patente cuando éste, nada más abandonar el cargo, en enero de 2017, hizo su primera parada en la casa de Costos y Smith en Palm Springs; allí estuvo unos días, antes de partir hacias las Islas Vírgenes Brtiánicas.

Durante su mandato, James Costos, que provenía de la industria del espectáculo, congenió con la élite gay madrileña y fue un asiduo en Chueca, la zona LGTB de la ciudad. Su pareja Michael Smith se trasladó a vivir a la sede de la Embajada, en Serrano 75. Ambos destacaron por su militancia en la reivindicación homosexual.

Con el nombramiento de un nuevo Embajador en España, EE.UU. se ha apartado por completo de la causa rosa, cancelando la política de Obama de utilizar la diplomacia para promover los valores y estilo de vida homosexual.  Richard Duque Buchan III, de 54 años, es un financiero de éxito, padre de familia, casado tradicionalmente, con tres hijos [en la foto].

A Madrid llegó, junto a su familia, una semana antes de la Navidad, y está ahora buscando colegio para sus hijos. De costumbres religiosas, su biografía destaca sus intensos lazos con España, desde que era adolescente. Estudió en universidades en Valencia y Sevilla, y habla español. “Amo España desde mi juventud, cuando leí por primera vez sobre las tierras de Don Quijote y Picasso en la enciclopedia”, dijo ante la Comisión de Relaciones Internacionales del Senado norteamericano.

El Embajador Buchan encarna el sentir mayoritario estadounidense, reflejado en la mayoría conservadora en el Tribunal Supremo. Está por ver cómo será acogido en España. Costos era la agenda gay y Buchan es la familia cristiana tradicional. Dos maneras de enfocar la vida, divergentes y antagónicas. El universo homosexual, en expansión, tiene, en general, en su punto de mira al cristianismo y la Iglesia católica, y no pierde ocasión al respecto. Se presenta como el defensor de la libertad de elección y estandarte del amor libre, y denuncia como intolerante a su adversario.

Mientras, los defensores de la familia y del matrimonio hombre-mujer creen que el programa LGTB es perjudicial para el ser humano y sólo comporta miseria personal.

En el medio y la equidistancia, trata de situarse una buena parte de la población, llevada por la pereza y la conveniencia del momento. En general, este segmento, tal vez mayoritario, defiende posiciones pro-gay, mientras adopta, sin convicción, costumbres tradicionales. En esta atmósfera de relativismo este sector vive cómodamente.

En este confuso siglo XXI, la agenda LGTB es una redefinición de los valores de Occidente. Da la impresión de que el humanismo cristiano –con su defensa del matrimonio heterosexual y el rechazo al aborto y la eutanasia– molesta. El baile de embajadores americanos en España refleja uno de los grandes debates que late de fondo en la sociedad, más allá de la dicotomía izquierda-derecha, una dialéctica estéril en la medida que se comparte que la prioridad es hoy la seguridad y el crecimiento ecónomico (asociado, a su vez, a la iniciativa privada).

La división en el hemisferio occidental es entre no creyentes y creyentes; entre agnósticos / ateos y cristianos. Y aunque el ruido del día a día impida apreciarlo, cada individuo, en su libertad, está escogiendo, privadamente y sin necesidad de manifestaciones públicas, una u otra vía, con las consecuencias que ello comporta.

La controversia Costos - Buchan es más honda de lo que parece, y muestra dos visiones incompatibles entre sí. 
   

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Common


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:

Increble: rectific
18/07/2018

Traicin o error en la negociacin?
17/07/2018

Ganar la guerra
14/07/2018

Volvi a salirse con la suya
13/07/2018

ONU: la adiccin sexual, una enfermedad
12/07/2018

Avance pro-vida en EE.UU.
11/07/2018

Catalua: Snchez no ve delito
10/07/2018

San Fermn
07/07/2018

Senz de Santamara Vs Casado
06/07/2018

Noticias surrealistas
05/07/2018

4 de Julio
04/07/2018

Lpez Obrador se centrar en Mxico
03/07/2018

Espaa, sin soluciones
02/07/2018

Legalizar la marihuana, una mala idea
29/06/2018

Tribunal Supremo EE.UU.: Gran avance
28/06/2018

Cientficos de Oxford: "Estamos solos en el universo"
27/06/2018

Espaa: Experimento socio-poltico nico
26/06/2018

Tiffany grafitero y LGTBI
25/06/2018

Papa Francisco, contra la eugenesia
22/06/2018

Separacin de familias: problema resuelto
21/06/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus