IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7556
Noticias para la comunidad hispanohablante

Trump acierta: ms riqueza con menos impuestos


por Mikel Amigot

27/12/2017


(Nueva York, 27 Diciembre 2017)

En dos meses, los estadounidenses empezarán a notar el impacto de la macro-reforma fiscal refrendada el viernes 22 por el presidente Trump, basada en un recorte en impuestos equivalente a 1,5 trillones de dólares.

El punto central de este programa es la bajada del 35 % al 21 % en el impuesto sobre los beneficios corporativos (en España, el impuesto de sociedades). El plan –el más radical desde 1986– reduce también tasas individuales, simplifica exenciones, hipotecas y deducciones, y establece límites a impuestos estatales y locales.  

Se estima que en 2019 alrededor del 48 % de hogares en EE.UU. recibirán un recorte de impuestos superior a 500 dólares.

El objetivo de todo ello es, cómo no, estimular el crecimiento económico, plasmado en un incremento de las inversiones y las contrataciones.

Los demócratas sostienen que los recortes sólo conducirán “a salarios más sustanciosos para los CEO” y “a hacer más ricos a los ricos de hoy”. Además, “no generarán empleo”, según opinó el senador por Nueva York Chuck Schumer. Tesis similar sostuvo ayer otro senador, el ex-candidato Bernie Sanders, peleándose con Trump a través de Twitter. Sanders elaboró, incluso, una lista de necesidades que se podrían financiar con 1,5 trillones de dólares: desde hacer las universidades gratuitas, reparar la decrépita infraestructura viaria del país o reconstruir Puerto Rico. En su lugar, "los republicanos eligen recortes de impuestos para las corporaciones y los ricos," remachó.

La realidad es, sin embargo, tozuda. Así por ejemplo, AT&T ha anunciado que pronto efectuará un pago de mil dólares a más de 200.000 trabajadores. Igualmente, grandes grupos económicos han elogiado la medida y han anticipado que ello impulsará sus respectivas inversiones.

Nadie niega que el plan fiscal resuelve problemas y cree otros, como aumento del déficit y la deuda nacional

Donald J. Trump, que sufre unos niveles bajísimos de popularidad, ha actuado desde el sentido común aplicando la política de Reagan de fomentar el crecimiento recortando impuestos. Ésta es una verdad económica como un templo, especialmente en tiempos de expansión, a pesar de la urticaria que provoca entre demócratas, socialdemócratas e izquierdas varias, siempre proclives a engordar los gobiernos y solucionar los problemas gastando el dinero de los impuestos.

Y es que nunca han comprendido qué es una empresa –el único instrumento que crea empleo real, no subvencionado– y qué supone arriesgar, pagar salarios y efectuar contrataciones. Las compañías, sean grandes o pequeñas, siempre buscan expandirse y ganar más dinero; está en su ADN. Este egoísmo sano genera progreso y riqueza social. Este tipo de políticos, que en teoría sirve a sus votantes y al bien común, es incapaz de asimilar esta evidencia.

Un mínimo de background empresarial sería suficiente para cambiar su visión e introducirlos en la habilidad de gestionar y hacer productivo el dinero. Es peligrosísimo un hombre público administrando recursos sin ninguna experiencia previa y conocimientos de macro y micro economía. El resultado es casi siempre negativo para el bolsillo de la ciudadanía que paga tributos.

Si el objetivo de los gobernantes occidentales y latinoamericanos fuera desde el primer día en que ocupan sus cargos reducir cargas fiscales y disminuir el gasto público, confiando en la acción del individuo, tendríamos países más ricos. En el fondo, es sólo un problema de gestión del dinero de los ciudadanos

No se trata de privatizar los servicios esenciales ni la seguridad; es sólo cuestión de que haya más dinero en el bolsillo de los ciudadanos al tiempo que se crea un clima propicio para los negocios. El liberalismo económico es tremendamente imperfecto, pero la socialdemocracia y la izquierda siempre genera menos riqueza; y cuanto más radical sea ésta, más pobreza para los ciudadanos.

Ronald Reagan, el patrón de la riqueza con menos impuestos, ya dijo que "los políticos sólo saben gastar". Trump, que no es santo de devoción en nuestros países hispanohablantes, está acertando. La reforma fiscal es, en este ciclo al alza, una vía razonable para estimular la inversión y el empleo de calidad.   

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Common


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:

Redes 5G: Revolucin tecnolgica y disputa global
23/10/2018

El puente ms largo del mundo
22/10/2018

Bitcoin, cripto-monedas y Blockchain: dominio asitico
20/10/2018

China slo quiere prosperar, no la hegemona mundial
18/10/2018

Marginadas y pobres de espritu
17/10/2018

Catalua y Hong Kong
15/10/2018

La Hispanidad, fenmeno nico
13/10/2018

Vrtigo digital: Un mundo de aceleracin tecnolgica
12/10/2018

Blockchain, el tsunami tecnolgico que viene
11/10/2018

Espaa fren el avance musulmn en Lepanto
10/10/2018

Kavanaugh dio muestras de su carcter
09/10/2018

Espaa: Irrumpe un partido contra la derechita cobarde
08/10/2018

Nueva York: El alcalde implanta el gnero X
06/10/2018

Kavanaugh, inocente, estar en el Tribunal Supremo
05/10/2018

El progresismo se hace liberal
04/10/2018

Hered un imperio despus de evadir impuestos
03/10/2018

El dolor de cabeza de Espaa
02/10/2018

ngeles en accin
01/10/2018

Un juez pro-vida y una vctima de asalto sexual
29/09/2018

Funcion la operacin de imagen
28/09/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus