IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7556
Noticias para la comunidad hispanohablante

Del a por ellos al que se vayan


por Mikel Amigot

26/12/2017


(Madrid, 26 Diciembre 2017)

Cuando uno aterriza en Barcelona en un vuelo internacional y accede al área de control aduanera, enseguida percibe qué país pisa. No, no es la República de Catalunya. La presencia de la Guardia Civil y de la Policía Nacional ayudan a entender que todavía estamos en España. Pero hay algo más definitorio. Por propia iniciativa, los agentes de revisión de pasaportes han colocado en sus ordenadores de sobremesa una banderita española de cinco centímetros que salta a la vista. Es lo primero que observa el viajero. El Estado no está presente con un Bienvenidos a España ni con ninguna otra enseña, a diferencia de lo que sucede en EE.UU.. Es la acción audaz de los policías la que suple las carencias del acomplejado Estado Español.

Las fuerzas de seguridad –policía, guardia civil y ejército– serán tal vez las últimas en apagar la luz en el edificio nacional. Hoy parecen ser la última frontera de un país desmotivado, sin ilusión, con un hartazgo cósmico respecto a los catalanes independentistas. El propio Felipe VI, en un discurso navideño de buenos deseos, prácticamente igual al de 2014, 2015 y 2016, se refirió a esta apatía, haciendo votos para que España vuelva a entusiasmar a los ciudadanos. En un speech de 12 minutos, modelo de corrección política, el monarca apeló a los “principios y valores democráticos arraigados en España”, sin especificar cuáles son éstos, al tiempo que alentó a los soberanistas a “no imponer sus ideas frente a los derechos de los demás españoles." 

Antes del 21-D los alienados eran los catalanes; ahora somos los españoles, pues no queremos asumir la gravedad de la crisis. La “España abierta y solidaria”, a la que se refirió Felipe VI, vive en la inopia, todavía creyendo que a los soberanistas no les interesa en el fondo ser independientes. "Con un cupo catalán se soluciona", piensan bastantes ilusos. Entretanto, mientras políticos y periodistas madrileños hablan de darse una tregua durante estas fiestas, los independentistas siguen a toda máquina; en nochebuena y navidad organizando actos reivindicativos y homenajes, con el color amarillo de la disconformidad de fondo.

La energía duracell que despliegan los nacionalistas, redoblada tras el resultado electoral, sorprende a cada minuto. Ni qué pensar la creatividad que desplegarán y financiarán cuando accedan al botín del presupuestos de la Generalitat. Preparémonos para una ofensiva 24x7 de acciones desafiando la ley y la paciencia españolas. Funcionarán como una start-up del Silicon Valley contra una oficina de correos regida por funcionarios cansados. De momento, algunos grupos satélites, como grupos hacktivistas, amenazan con intrusiones y robos de datos privados (preparémonos para WikiLeaks).

España ha renunciado a dar la batalla contra los catalanes separatistas. Del a por ellos se ha pasado al que se vayan ya. El combate se ha resuelto en un K.O. por agotamiento… y eso que aún están calentando motores. La peña ha optado por desconectar la matraca de las noticias y evitar una conversación aburridísima. No merece la pena desgastarse más cuando todo el mundo está de acuerdo en el diagnóstico.

Ciudadanos, políticos, y ahora también el Rey de la corrección, parecen haber endilgado la solución a los jueces y fiscales. La ley o el caos. Que la Justicia actúe, encause, procese y condene. Apoyo no le va a faltar. El hartazgo ciudadano y la cobardía y cálculo políticos ha dado lugar a esta anómala situación. Las Fuerzas Armadas pueden indignarse cuanto quieran, pero no cuentan en este affaire. El Rey puede hacer cuantos discursos balsámicos desee. Al final, España es Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y el soplo de aire fresco de Albert Rivera / Inés Arrimadas. Y la Cataluña soberanista, asumámoslo de una vez, es Carles Puigdemont, Oriol Junqueras / Marta Rovira / Carmen Forcadell, Ada Colau, Miguel Iceta y los de la CUP. El voto en las urnas refleja quiénes somos y a qué aspiramos como país. Salirse de los discursos de militancia y fantasear fuera de los partidos es gritar en el desierto.

Cronistas, analistas e intelectuales pueden, podemos, analizar cuanto deseemos, pero, como se dice en EE.UU., it is what it is. En el conflicto España – Cataluña o, mejor, España – Nacionalismo, la suerte está echada. Alea jacta est. La duda ahora es si los Tribunales serán o no capaces de aplicar la ley. Durante décadas no lo han hecho, por miedo a alentar el victimismo, y tras responder a las presiones de los partidos. La Justicia, cierto es, está en algunos niveles asfixiantemente politizada en España, con una separación de poderes que, por momentos, es un cuento chino. Los catalanes de la mayoría absoluta en el Parlament siguen dispuestos a explotar esta contracción y forzar al Estado Español a que transforme la acción jurídica en negociación política. Las próximas semanas y meses serán un desafío constante. La guerra de guerrillas va a ser permanente, con combatientes nacionalistas atacando desde todos los frentes. Los magistrados van a estar bastante ocupados manteniendo a flote el Estado de Derecho. 

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Common


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:

Redes 5G: Revolucin tecnolgica y disputa global
23/10/2018

El puente ms largo del mundo
22/10/2018

Bitcoin, cripto-monedas y Blockchain: dominio asitico
20/10/2018

China slo quiere prosperar, no la hegemona mundial
18/10/2018

Marginadas y pobres de espritu
17/10/2018

Catalua y Hong Kong
15/10/2018

La Hispanidad, fenmeno nico
13/10/2018

Vrtigo digital: Un mundo de aceleracin tecnolgica
12/10/2018

Blockchain, el tsunami tecnolgico que viene
11/10/2018

Espaa fren el avance musulmn en Lepanto
10/10/2018

Kavanaugh dio muestras de su carcter
09/10/2018

Espaa: Irrumpe un partido contra la derechita cobarde
08/10/2018

Nueva York: El alcalde implanta el gnero X
06/10/2018

Kavanaugh, inocente, estar en el Tribunal Supremo
05/10/2018

El progresismo se hace liberal
04/10/2018

Hered un imperio despus de evadir impuestos
03/10/2018

El dolor de cabeza de Espaa
02/10/2018

ngeles en accin
01/10/2018

Un juez pro-vida y una vctima de asalto sexual
29/09/2018

Funcion la operacin de imagen
28/09/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus