IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7456
Noticias para la comunidad hispanohablante

Entender la Navidad


por Mikel Amigot

25/12/2017



(Nueva York, 25 Diciembre 2017)

Miramos pero no vemos, y oímos pero no escuchamos. Así sucede con la Navidad, nacimiento en latín, la festividad con motivo de la llegada de Jesús. Como cada año, nos enredamos con el árbol, lucecitas, regalos, cenas, belenes, villancicos y buenos deseos, y esto está genial. Pero, ¿entendemos el motivo de la celebración?

Nos resulta increíble que el Creador del universo decidiera encarnarse en un humano y viniera a nuestro mundo de miserias, dificultades y contadas alegrías. Y más insólito es aún que no viniera lleno de ira dispuesto a infligir un castigo, tal vez merecido, visto como nos tratatamos unos a otros, a menudo con una crueldad que ni los animales más salvajes.  

A lo largo de nuestra historia, en general bastante criminal, habíamos racionalizado que los dioses serían un poco como nosotros: portadores de emociones, caprichos, venganzas y, sí, algunos gestos de humanidad. Las divinidades griegas, por ejemplo, representaban muy bien qué esperábamos de ellos. Nos entendíamos bien con estos seres imaginarios. Cierto es que no solucionábamos ninguna de nuestras mezquindades, y la angustia por existir se hacía insoportable por momentos, pero, bueno, íbamos tirando.

Mucho peor les iba a quienes habían tenido la desgracia de ser exclavos, caer enfermos o tener alguna deformidad. Éstos eran material desechable, útil mientras aportaran algo.

Había un grupo de gentes extrañas que creían, sin embargo, en un solo dios, los judíos. Éstos habían experimentado fenómenos inexplicables a ojos de los demás pueblos. Parecía como que la Divinidad tuviera una conexión especial con ellos, y estuviera en permanente diálogo, enviándoles mensajeros y profetas, e inspirándoles una filosofía distinta a todo lo conocido.

Los judíos, a pesar de tanto favor celestial, seguían un poco un su aire, con épocas más o menos solidarias, según la temporada. Habían recibido la revelación de que el desastre humano tenía su origen en la deslealtad hacia el Creador y sabían también que la vida terrena era sólo una parte de la existencia. Entendieron que cada ser tenía un alma, y que cuidar de esta entidad inmaterial era clave para el bienestar y el progreso. En cierto modo, habían descubierto el origen de la vida. Así que ahí andaban, con sus secretos mágicos, sin compartirlos con otras etnias o razas, un poco en plan supremacista.

En este maremagnum, el Alfa y Omega, el Principio y el Fin, toma cartas en el asunto. Al ver lo perdida que andaba la raza humana, y viendo que los judíos apenas salían de su getto, sintió compasión y decidió dar una segunda oportunidad. Desde lo de Adán y Eva, la cosa iba de mal en peor, así que había que actuar. ¿Qué tal un nuevo Adán y Eva, y que esta vez fueran dos seres absolutamente perfectos, sin pecado o error? Una idea maestra que desafiaría la propia concepción y cambiaría la historia de la humanidad para siempre. Algo así como refundar el universo.

La nueva Eva, por la que la humanidad sucumbiera, sería María, y el nuevo Adán sería Jesús, el Salvador. Y este Mesías nacería de una jóven anónima, concebida a su vez por el aliento del mismo Dios, su Espíritu Santo. A fin de que se cumpliera milimétricamente todo lo anunciado por los profetas, la encarnación de la Providencia en una persona humana, el hecho más importante de la historia, tendría lugar en el seno del pueblo judío.

Sólo el Autor de lo visible y lo invisible podía idear algo así.

¿Sería el ser humano capaz de asimilar algo así? Los agobios y tensiones del día a día lo haría dificil, pero tal vez a base de contar esta historia año a año durante milenios algo podríamos entender.

El nacimiento del Mesías, en una familia santa, es lo que celebramos hoy sin asumir del todo la dimensión del evento. Que el Creador entregara, sin perdir nada a cambio, a su propio hijo, sabiendo el destino que le esperaba, nos deja paralizados, sin habla.

El Hijo de Dios vendría, además, revestido de la más absoluta humildad. Nacería en la pobreza de una cueva, con unos padres huyendo de la persecución. María la Madre sabía que traía al mundo a un redentor cuya misión sería mostrar, con hechos y palabras, el secreto de la existencia. Jesús sería Emmanuel, Dios con nosotros. El Creador dejaría claro que cada invidividuo, había sido escogido y es querido sin límites, con independencia del aluvión de ofensas hacia sus congéneres.

El hermano Jesús no vendría con un conjunto de normas y reglas filosóficas para sobrellevar la vida, no. El propio Mesías sería la solución, la verdad, la vida y el camino hacia el Altísimo. Todas y cada una de las circunstancias y hechos que viviría Jesús tendrían su razón de ser. Hasta el punto de que quien imitara a Jesús y tuviera en María su madre, sería quien triunfara en la tierra y asegurase su plenitud en la eternidad.

¡Feliz Navidad, Merry Christimas!  

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Common


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:

Ganar la guerra
14/07/2018

Volvi a salirse con la suya
13/07/2018

ONU: la adiccin sexual, una enfermedad
12/07/2018

Avance pro-vida en EE.UU.
11/07/2018

Catalua: Snchez no ve delito
10/07/2018

San Fermn
07/07/2018

Senz de Santamara Vs Casado
06/07/2018

Noticias surrealistas
05/07/2018

4 de Julio
04/07/2018

Lpez Obrador se centrar en Mxico
03/07/2018

Espaa, sin soluciones
02/07/2018

Legalizar la marihuana, una mala idea
29/06/2018

Tribunal Supremo EE.UU.: Gran avance
28/06/2018

Cientficos de Oxford: "Estamos solos en el universo"
27/06/2018

Espaa: Experimento socio-poltico nico
26/06/2018

Tiffany grafitero y LGTBI
25/06/2018

Papa Francisco, contra la eugenesia
22/06/2018

Separacin de familias: problema resuelto
21/06/2018

Campos de concentracin de nios
20/06/2018

Colombia: No a una segunda Venezuela
19/06/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus