IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7242
Noticias para la comunidad hispanohablante

La mayor manifestacin anti-espaola en el extranjero


por Mikel Amigot

08/12/2017


(Nueva York, 8 Noviembre 2017)

"¿Habían visto una manifestación como ésta de apoyo a criminales?", preguntó Puigdemont ayer, jueves 7, a Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, al calor del entusiasmo de los 45.000 catalanes desplazados a Bruselas.

La arenga no parecía muy oportuna, y menos a un paso de Alemania. Pues, para concentraciones en apoyo a criminales en Europa, ningunas tan efectivas como las de Adolf HItler y Benito Mussolini. Los mensajitos del circo catalán haciendo a la UE cómplice de represión y destrucción de la democracia resultaron así un tanto delatores. El "Europe, wake up!" sonaba, por irreal, a las proclamas fascistas en la sociedad de entreguerras. Entonces la acusación era que los judíos eran la fuente de los problemas económicos de Alemania (Espanya ens roba). Ayer, en Bruselas, la reivindicación unánime de la manifestación era que la Europa de las 28 naciones era co-responsable de la represión en el estado franquista español. 

"Franco no está muerto", bramaron los concentrados. Y el ex-conseller Toni Comin se exaltaba desde la tribuna: "Tienen miedo a las urnas y la democracia porque son unos franquistas". Carles Puigdemont, Marta Rovira y Artur Mas encabezaron la multitudinaria marcha, seguramente la más numerosa celebrada nunca en la capital burocrática. Y más vale que la jefa de campaña de Puigdemont, Elsa Artadi, matizó que "somos gente cívica, pacífica y democrática", porque el día que cambien las bufandas amarillas por antorchas nos vamos a enterar de lo que vale un peine.

Lo de ayer fue muy fuerte: la UE, cómplice de crímenes; España, el país de la represión franquista.

A los españoles, que daban por liquidado el tema catalán, catalogándolo como la cuarta de sus preocupaciones (tras el el desempleo, la corrupción y el terrorismo), las imágenes de ayer, difundidas en todo el planeta, les debió de amargar el puente de la Constitución. No hay dos sin tres, y a las humillaciones a la psique española del 1 de Octubre, día del referendum ilegal, y 27 de Octubre, proclamación de la República, se sumó ayer la tercera: Bruselas, teñida de amarillo, como titulaba El Punt Avui, en la manifestación anti-española más multitudinaria que se recuerda en el extranjero. 

Las 14 horas de coche que hicieron miles de catalanes, los 250 autocares, los 5 aviones fletados, las 60 autocaravanas y toda la parafernalia estelada de los separatistas surtieron su efecto. A la vejación inferida se sumó la vergüenza que causaron las declaraciones la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría minimizando la gravedad del asunto y diciendo que "tener un DNI español es lo que les permite estar allí manifiestándose". El día anterior había apuntado que "el procés está kaput", reafirmando la idea de Rajoy de que "reina la normalidad". 

Como dijo Artur Más, embargado de emoción, "esta manifestación reafirma nuestro compromiso; endavant (adelante)."  La ANC y Omnium esperaban 20.000 personas y se encontraron con un gentío que duplicaba la cifra. El desconcierto de los líderes europeos era patente. Tanto que el vicepresidente europeo, Frans Timmermans, sólo acertó a balbucear que "si los catalanes no estaban de acuerdo, tendrían que organizarse para cambiar la ley". Como si no estuvieran ya haciendo eso. 

El Gobierno de Madrid está en la idea, y así ha logrado adormecer a la población, de que el conflicto se halla en las últimas. Es, exactamente, lo contrario. Estamos la fase inicial del golpe, de un golpe a plazos. La manifestación de Bruselas, con sus efectos, es un anticipo de lo que viene. Cuando los rusos de Putin lancen sus segundas y terceras escuadras de desestabilización –y Julian Assange es ahora sólo una salva de advertencia– empezaremos a percibir la dimensión del problema. Los independentistas están ahora a la búsqueda desesperada de aliados internacionales, siendo Bruselas una caja de resonancia, una invitación a recibir propuestas. Y el pitch de ayer salió muy bien. 

Moncloa no se entera. La crisis exige estar vigilante y evitar que la población se adormile, por mucho que aburra esta crisis. La defensa de la nación no puede quedar sólo en manos de un par de jueces. ¿Será necesario que Puidgement gane las elecciones de 21-D y se reedite el pacto independentista? La imagen de España quedó ayer gravemente deteriorada. Ni que pensar qué sucederá si ganan los soberanistas. España, siempre a la defensiva, siempre tarde, tendrá que demostrar, increiblemente, ante la opinión pública mundial que no es un estado represor, por tener en el exilio o en prisión a los candidatos más votados.

Feliz día de la Inmaculada Concepción.

  

Mikel Amigot  
Columnista  

Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:


Sijena
13/12/2017

Guadalupe
12/12/2017

Jerusaln
11/12/2017

Mitos irreverentes
09/12/2017

La mayor manifestacin anti-espaola en el extranjero
08/12/2017

Fomentar la diversidad
07/12/2017

Regalo envenenado a Blgica
06/12/2017

El Juez Llarena cumpli
05/12/2017

Spain First
03/12/2017

Prosperidad econmica o emociones polticas?
02/12/2017

Depredadores
01/12/2017

Taxistas y apps
30/11/2017

Albert Rivera
29/11/2017

Manada Criminal
28/11/2017

Un 155 sobre la Iglesia en Catalunya
27/11/2017

Hroes Espaoles
25/11/2017

Fin de Ciclo
24/11/2017

Federacin de Naciones del Estado Espaol
23/11/2017

Doa Manolita
22/11/2017

Oriol Reza
20/11/2017

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso.


IBL NEWS



comments powered by Disqus