IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7310
Noticias para la comunidad hispanohablante

Depredadores


por Mikel Amigot

01/12/2017


(Nueva York, 1 Diciembre 2017)

Matt Lauer, el presentador que más ingresos generaba en NBC News, ha sido el último sexual harasser en caer. 

En los últimos meses, una pléyade de famosos ha engrosado la relación de los asaltantes contra mujeres indefensas. Acosadores como los actores Bill Cosby y Kevin Spacey, los prohombres de la Fox News Roger Ailes y Bill O'Reilly, el productor de Hollywood Harvey Weinstein o el entrevistador Charlie Rose.

De esta list of shame, que se diría aquí, se libró por los pelos el presidente Trump, cuando presumió en su día, en aquel video no autorizado, de que "cuando eres una estrella, las mujeres te dejan hacer lo que quieras".

Éste es, sí, el problema: el ansia por el poder, el dinero y la fama, unido la inmoralidad sexual. Estos tipejos se ven en la cima y dan rienda a los peores instintos, arrasando y destrozando cuantas vidas estén a tiro. Hay diferentes grados de asalto, tantos como crímenes posibles. Unas veces los depredadores conciben planes sistemáticos y otras actúan por impulso en el momento. 

Es una de las amenazas que imperan hoy: los ataques contra gente indefensa, chicas jóvenes, en este caso. Da igual que sean celebrities de Hollywood o políticos de Washington. No es una cuestión tampoco de ideologías de izquierdas o derechas. Ni de creencias o razas. Sucede en Estados Unidos, Latinoamérica y España. La única novedad es el grado e intensidad del delito: puede ser una sexual misconduct  basada en palabras e insultos obscenos o puede ser un violador de la peor calaña como Bill Cosby, Harvey Weinstein o el quinteto de la Manada. 

También es un problema de la cultura imperante en algunas organizaciones y centros de poder. Cuando se mira hacia otro lado, bien por complicidad o por intereses ecónomicos, el salvaje prolifera y la víctima se achica, incluso hasta llegar a sentirse culpable.

Hemos creado una sociedad sexualizada donde los límites de la inmoralidad son con frecuencia borrosos. Numerosas películas de Hollywood y campañas de publicidad animan a experimentar con fuego, y la gente se confunde. Los denominados valores occidentales son con frecuencia anti-valores y anti-occidentales.

Matt Lauer, el último animal en ser descubierto, disponía de un botón secreto en su oficina que le permitía encerrarse y abusar a sus anchas. Se sentía inmune en su reducto de depravación. Ésto debería haber sido un motivo de alarma. Pero NBC, como antes lo hizo FOX News, permitió el akelarre, hasta que no pudo ocultar más.

Ahora Matt Lauer, experto en comunicación, se disculpa, dice que obro mal y se entrega a un ejercicio de "soul searching". Aunque los asaltos ya se han producido.

Es el momento del peso de la ley, sin ningún matiz. No hay espacio ni perdón público para estos depredadores en la sociedad de hoy. El mensaje debe ser contundente contra los salvajes que siguen operando impunemente. Hay que localizar y encerrar a estas bestias.
 

Mikel Amigot  
Columnista  

Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:


Oxfam
19/02/2018

Venezolanos
18/02/2018

Culto, NRA y congresistas
17/02/2018

Saturacin de armas
16/02/2018

Masacre en un high-school
15/02/2018

Mircoles de Ceniza
14/02/2018

Ms gripe
13/02/2018

Comida basura
12/02/2018

Semana de infarto
11/02/2018

Inmigrantes
10/02/2018

Educacin infantil
09/02/2018

Resistencia innoble
07/02/2018

Ser socialista hoy
05/02/2018

Los ricos de Espaa
04/02/2018

Hooligans
02/02/2018

Catalua: lucha entre dos
31/01/2018

Tractoria y Tractorrent
29/01/2018

Trump, en plan vendedor
28/01/2018

Desorden horario
26/01/2018

Vacuna contra la gripe
25/01/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus