IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7580
Noticias para la comunidad hispanohablante

Albert Rivera


por Mikel Amigot

29/11/2017



(Nueva York, 29 Noviembre 2017)

Albert Rivera aspira a ser en 2020 el nuevo Adolfo Suárez español. Moderado y centrista, el líder de Ciudadanos es un político fogueado en los Parlamentos catalán y español, con una idea de país integrado, sin las pirañas autonómicas, que han hecho imposible una sanidad o una educación comunes. Este discurso nacional, de puro sentido común, ha sido abandonado en la práctica por el Partido Popular de Rajoy, que se ampara en lo difícil que es conciliar la estabilidad de gobierno con las demandas autonómicas.
(Es difícil, sí, porque la inacción no soluciona, por sí misma, los problemas; es exigible creatividad y riesgo).

Albert Rivera, hoy un millenial de 38 años, sabe que el tiempo juega a su favor, y algún día, en 2020 o 2024, puede alcanzar el sillón de la Moncloa. Su proyecto, como él dice, es “a fuego lento”. Este catalán de la Barceloneta apunta, sí, como el heredero de los restos del naufragio del PP, una formación que ha sido incapaz de renovarse y sacudirse la sombra de la corrupción. La historia de este partido es, por cierto, la traición a sus principios fundacionales y la falta de respeto a sus votantes, a los que tenía cautivos. El afán por perpetuarse de Mariano Rajoy y de Soraya Sáez de Santamaría por sucederle algún día están llevando a la destrucción del PP. No hay votante que esté orgulloso de su filiación. La adscripción se acepta como un mal menor.

En EE.UU. se dice que en política lo importante es siempre el candidato, no las ideas. Así es también en España y Europa. Rivera es el político mejor valorado que sube imparablemente en las encuestas. Es percibido como un candidato sincero, directo, aunque sin experiencia y empaque para hacer frente a los grandes retos del país. Sería como un Marco Rubio. Guapito y aseado, con cara de niño estudioso. Un yerno perfecto pero no un presidente del Gobierno.

Esto puede cambiar de la noche a la mañana. Kennedy, Bill Clinton o Obama también eran personajes sin experiencia; sin embargo, su elocuencia convenció al electorado. En esta era cibernética lo importante es ser mediático, salir bien en TV, hasta ser un personaje más, que se cuela a todas horas en el salón de casa o en las pantallas del iPhone, y, a ser posible, y esto en EE.UU. es determinante, que sea capaz de generar titulares constantemente, de manera que multiplique las audiencias y beneficios de las cadenas por cable.

Alberto Carlos Rivera Díaz, que así es su nombre legal, parte de una ventaja mediática, cual es estar rodeado de féminas vistosas y con cerebro (bueno, con el mínimo IQ que requiere cualquier político). Inés Arrimadas, la andaluza que se hizo catalana, y Begoña Villacís, una madrileña imponente a la que los anti-sistema y anti-desodorante de Podemos han puesto enfrente en el Ayuntamiento de Madrid a la radical Rita Maestre, con la que contrarrestar la humillación estética que caía sobre ellos.

El caso es que en la efebocracia española, Albert Rivera, licenciado en derecho por el ESADE de los jesuitas en Barcelona, se presenta al frente del único partido no implicado todavía en casos de corrupción, con una idea de España y un ideario al baño maría “ni para ti para mi”, calcado del programa pro-business, sin aplicar, del PP, y en cuyas juventudes llegó a militar.

Esto, que parece nada, en España es mucho. Tanto que en la izquierda ya le han acusado de ser de extrema derecha y de actuar como un agente encubierto de Aznar para descabalgar a Rajoy. Mientras en el PP, lo tachan de “oportunista” y de “buscar el voto fácil”. Los nacionalistas catalanes se ponen enfermos cuando lo ven y agotan el repertorio de insultos. En otras palabras, a tenor de las diatribas, parece que Rivera está bastante bien encaminado.    

Mikel Amigot  
CEO, IBL Education  
Columnista  

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Common


Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:

Espaa: Baja autoestima y complejo de inferioridad
16/11/2018

Mineros de criptomonedas, nuevo oficio de hoy
14/11/2018

Roma pide esperar hasta febrero
13/11/2018

Reunin de obispos americanos en Baltimore
12/11/2018

Ethereum, la nueva plataforma Blockchain que levanta pasiones
09/11/2018

Trump cesa a Jeff Sessions y asume todo el poder
08/11/2018

Los demcratas controlarn el House y los republicanos, el Senado
07/11/2018

Elecciones midterm: Referndum sobre Trump
05/11/2018

Justicia espaola y furia catalanista
03/11/2018

Estafa y chantaje masivo va email
02/11/2018

Explosin homosexual
01/11/2018

Catalua crea un Gobierno paralelo ante la pasividad de Madrid
31/10/2018

Otra batalla China-Occidente: el coche elctrico
30/10/2018

Canad legaliza la marihuana y fomenta la adiccin
29/10/2018

Nueva York, con un metro tercermundista
26/10/2018

Bitcoin acabara con la estafa de los bancos
25/10/2018

Redes 5G: Revolucin tecnolgica y disputa global
23/10/2018

El puente ms largo del mundo
22/10/2018

Bitcoin, cripto-monedas y Blockchain: dominio asitico
20/10/2018

China slo quiere prosperar, no la hegemona mundial
18/10/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus