IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7310
Noticias para la comunidad hispanohablante

Esperpntico Puigdemont


por Mikel Amigot

01/11/2017



(Nueva York, 31 Octubre 2017 - Crónica de urgencia)

Con Luces de Bohemia, Valle-Inclán, escritor de la Generación del 98, inauguró en 1920 un nuevo género teatral, el esperpento. El protagonista Max Estrella, un hiperbólico andaluz, poeta de odas y madrigales, ya anciano, miserable y ciego, considera, en la escena duodécima de la obra, que el esperpento como una manera de mirar el mundo. Es la visión distorsionada, deforme, desde el espejo cóncavo de la realidad, de un personaje con una amarga conciencia de su mediocridad. 

Por grotesco, Carles Puigdemont i Casamajó es ya, definitivamente, un personaje literario español. Recomendación a los cronistas extranjeros: entiendan la literatura española, la más rica del planeta; ahí está todo.

Y hoy es especialmente muy útil para entender la aparición de Puigdemont en Bruselas en el club de prensa internacional, anunciando que, de momento, se queda en la capital belga, sin abandonar sus funciones políticas de President, y para evitar que su vuelta a Catalunya genere una confrontación social. Con un par. 

Huye de Barcelona, evita ser detenido y procesado por sedición, en cumplimiento de la acción de la justicia española, y se presenta hoy como un héroe que pide cierta resistencia a las tropas de funcionarios.

"Pedimos que eviten la demolición de las instituciones catalanas", dijo. Aunque, en otro momento señaló, en otra pirueta, "no queremos obligar a los funcionarios a tomar postura".

Además, proclamó que "vamos a evitar que el artículo 155 se lleve a la práctica", al tiempo que retó al Gobierno español a que reconozca el resultado de la elecciones del 21 de diciembre (elecciones que son resultado de la aplicación del 155). "¿Va a respetar el Gobierno español el resultado que consiga el bloque independentista en las elecciones?".

Remató señalando que su actuación "es un acto de coherencia que demuestra que la República catalana será diferente". 

En otro momento de esta kafkiana rueda de prensa, subrayó: "El caos que empezó el 1 de octubre con la violencia del Gobierno español". A lo que la ex-Consejera de Educación, Clara Ponsatí, a su lado corrigió: "No hay ningún caos". 

Sobre su estancia en Bruselas, dijo "no voy a escapar a la responsabilidad de la justicia". Pero ¿regresará?, inquirieron los periodistas, más confundidos que nunca. "Depende de las circunstancias, si se tienen garantías de un proceso justo e independientes. Entonces, yo retornaría inmediatamente". A ello la ex-Consejera Ponsatí cuestionó: "Es justo ir a la cárcel 30 años?".

Éste es nuestro estrafalario ex-President. Ni las ruedas de prensa de Trump son tan contradictorias y ridículas. 

Carles Puigdemont es, a ver cuánto se tarda en escribirse por aquí, "a big embarrassment​ for the Catalonian people".

Nosotros sabemos que el esperpento es una variante de la comedia, pero ¿qué se pensará en América y en Europa de este nuevo género político?     ----------

Mikel Amigot  
Columnista  

Todas estas columnas del día a día, en IBL News.com:


Oxfam
19/02/2018

Venezolanos
18/02/2018

Culto, NRA y congresistas
17/02/2018

Saturacin de armas
16/02/2018

Masacre en un high-school
15/02/2018

Mircoles de Ceniza
14/02/2018

Ms gripe
13/02/2018

Comida basura
12/02/2018

Semana de infarto
11/02/2018

Inmigrantes
10/02/2018

Educacin infantil
09/02/2018

Resistencia innoble
07/02/2018

Ser socialista hoy
05/02/2018

Los ricos de Espaa
04/02/2018

Hooligans
02/02/2018

Catalua: lucha entre dos
31/01/2018

Tractoria y Tractorrent
29/01/2018

Trump, en plan vendedor
28/01/2018

Desorden horario
26/01/2018

Vacuna contra la gripe
25/01/2018

Más Crónicas desde Nueva York


* NOTA: Las columnas Crónicas desde Nueva York están ahora disponibles para su libre reproducción online o en papel. Si quiere publicar estos artículos en su periódico o web, envíenos un email para concretar su uso. Igualmente, si quiere contactar con Mikel Amigot pulse aquí.


IBL NEWS



comments powered by Disqus