IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7767
Noticias para la comunidad hispanohablante

An no llega la hora de la retirada estadounidense de Irak


13/07/2008


Las nuevas pretensiones iraques de un calendario para la retirada de los soldados estadounidenses podran estar llegando a su hora, pero el presidente George W. Bush no parece querer apurar el movimiento.


Sin embargo, dijo Bush el 24 de mayo de 2007, "estamos ah con la invitacin del gobierno iraqu. Es un pas soberano (...) Si ellos dijeran: vyanse, nos iramos".


Esto es, ms o menos, lo que el gobierno iraqu dijo estos ltimos das.


Mientras Bagdad y Washington negocian los trminos del mantenimiento de la presencia estadounidense ms all del 31 de diciembre, luego de la expiracin de un mandato de la ONU, los dirigentes iraques plantearon por primera vez la idea de un calendario de retiradas.


Uno de los dirigentes, Muaffak al Rubaie, previ que no habra acuerdo sin una fecha especfica para una retirada completa de las tropas extranjeras de Irak.


De hecho, Estados Unidos e Irak habran renunciado finalmente a encontrar un acuerdo de este tipo, que inicialmente esperaban concluir antes de fines de julio, afirma el domingo el Washington Post.


Segn funcionarios estadounidenses annimos citados por el diario, iraques y estadounidenses trabajan en un documento que autorizara al Ejrcito estadounidense a realizar operaciones tras la expiracin del mandato de la ONU, pero cubrira solo 2009.


La prxima administracin estadounidense heredara as negociaciones sobre una presencia de larga duracin del Ejrcito estadounidense en Irak.


Bush siempre se opuso a la fijacin de una fecha, a pesar de los intentos de sus adversarios por imponer una, de los costos humanos y financieros y de la impopularidad de la segunda guerra ms larga de la historia moderna de Estados Unidos despus de la de Vietnam.


En teora, el gobierno "no tiene opcin" porque "Irak es un pas soberano y Estados Unidos siempre lo dijo", segn el experto Anthony Cordesman.


Pero "habr que ser muy prudente y tratar de no ver demasiadas cosas de la informacin de prensa o de un acuerdo que nadie haya visto", previ Cordesman.


Nadie sabe bien qu entienden los iraques por fecha especfica y retirada, argument. Una retirada podra dejar en el lugar a varios asesores militares, importantes fuerzas de apoyo o tropas dedicadas al combate contra Al Qaida, segn los expertos.


Justamente, es sobre esta imprecisin que se juega el gobierno estadounidense.


Pblicamente, el gobierno de Bush asegura que las declaraciones iraques traducen la mejora de la situacin y la confianza encubierta de las autoridades locales, pero recuerda su oposicin a una fecha especfica de fin de misin.


El gobierno estadounidense se muestra abierto a una perspectiva de retirada "a la cual aspirar" y repite que esta decisin se tomar en funcin de las condiciones sobre el terreno.


Menos pblicamente, unos responsables destacaron que los dirigentes iraques tienen inters en reivindicar la soberana de su pas, que ser uno de los temas ms importantes en las elecciones provinciales de octubre.


La retirada de los estadounidenses es una exigencia primordial para muchos iraques, como los partidarios del radical chita Moqdata Sadr, segn quienes un acuerdo con los norteamericanos es una condena a una "esclavitud eterna".


Estos mismos responsables estadounidenses dicen que en el secreto de la negociacin, los iraques reconocen que una retirada debe depender de lo que los norteamericanos dejen detrs de ellos.

Esta no es la nica diferencia que hay que resolver. Tambin estn las espinosas cuestiones de inmunidad de los soldados estadounidenses o de la situacin de sus bases.

A la espera de solucionar estos temas, la administracin Bush analiza un posible retiro adicional de una a tres brigadas de 15 en Irak, a partir de setiembre, segn el New York Times.

La cantidad de tropas estadounidenses desplegadas pasara as de 145.000 actualmente a 120.000 o 130.000 hombres.

IBL NEWS



comments powered by Disqus